viernes, 30 de noviembre de 2012

TESTIMONIO

TESTIMONIOS PERSONALES







Diabetes

Gerrit Woning: Tengo sesenta y ocho años de edad, tengo diabetes. Cincuenta unidades de insulina de tres a cinco veces al día no podían mantener mi nivel de azúcar en la sangre normal, se disparaba a más de 300, y la insulina sólo puede llevarlo por la mitad - 200 de rango. Desarrollé presión arterial alta y estaba perdiendo mi vista debido a la inestabilidad de azúcar en la sangre.

Después de diez días de nutrición con células madre, pude traer mi nivel de azúcar en la sangre entre 150-160. Después de seis semanas, he podido controlar mis niveles de azúcar entre 120 a 140 con menos de 30 unidades de insulina. En ocho semanas ya no necesité tomar insulina. Desde entonces, puedo mantener normales los niveles de azúcar en la sangre, sin medicamentos. Mi visión se ha despejado, mi presión arterial, que estaba entre 212/150, se encuentra ahora entre 110/60. Me siento como de 39años!, Mi cabello esta volviendo a su color natural

.
La nutrición con células madre ha revolucionado mi vida. Me siento renacido físicamente.




Las alergias y la tos crónica

Saundra Cleveland: Por más de quince años he tenido una tos crónica debido a las alergias durante todo el año. Durante la temporada de alergias, no he podido ir a la iglesia u otro tipo de evento, porque las personas pensaban que podía contagiarlas. Mi tos era tan perturbadora, no podía permanecer en una reunión. A menudo, sin tratamiento, terminaba con bronquitis o neumonía bronquial dentro de 24 a 48 horas. Mi sistema inmunológico se rompió completamente. Seguí empeorando y no tenía energía en absoluto. El médico me puso cortisona y vacunas para las alergias, preocupándose en que mi sistema respiratorio colapsara. Después de tres años, mi salud no mejoró.

Escuché acerca de la nutrición de células madre y decidí probar y después de tres días, me di cuenta de que yo ya no tenia la tos, mi respiración mejoró notablemente. Ya no se siente como si tuviera un paño en la boca mientras respiro ahora puedo sentir el aire entrar con mayor libertad a mis pulmones. El agregado de energía me ha permitido remodelar mi cuerpo, me puedo moverse mucho más. Me siento genial!








Esclerosis Múltiple

Christi Holman: fui diagnosticado con esclerosis múltiple hace aproximadamente siete años, sufría de fatiga y pérdida de la memoria. Los médicos me recetaron inyecciones diarias de inmediato, las cuales seguí un año y medio, mi cuerpo no reaccionó a estas y tuve otra resonancia magnética. La esclerosis múltiple estaba avanzando, por lo que los médicos cambiaron los medicamentos, empecé una serie diferente de inyecciones, una cada tres días. He sufrido a través de ese régimen hasta aproximadamente un año antes de encontrar la terapia alternativa.

Yo estaba bebiendo jugo de zanahoria y parece que ayudó un poco, por lo cual deje la inyecciones. Pero después de dos años, el jugo de zanahoria no era suficiente, así que cuando me enteré acerca de la nutrición de células madre me decidí a probarlo. En la primera noche pude sentir la diferencia, no sólo dormí bien sino que desperté muy temprano a la mañana siguiente, fue inusual para mí ya que la fatiga era mi mayor síntoma. Ahora, con la nutrición de células madre, mi fatiga está empezando a disminuir, descanso mucho mejor ahora.

Recomiendo la nutrición de las células madre a todos mis amigos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada